Los cabildos urgen a que se autorice el uso del superávit, el endeudamiento y coordinar medidas económicas

13 abril, 2020

La FECAI insiste en el planteamiento de que cada administración gestione sus recursos para atender a la realidad social y económica que deja el impacto del Covid-19

Reiteran la creación de un plan de trabajo conjunto del resto de administraciones 

La Asamblea General de la Federación Canaria de Islas (FECAI) ha reiterado, este lunes, que se autorice la utilización del superávit que tienen depositado en las entidades bancarias las instituciones insulares. En la sesión conjunta celebrada con el Gobierno de Canarias, expusieron la urgencia de saber con qué recursos cuentan ante la necesidad de articular medidas extraordinarias en el ámbito social y económico, explicó el presidente de turno, Casimiro Curbelo.

En el transcurso del encuentro, los dirigentes insulares pusieron sobre la mesa la situación de estas administraciones y coincidieron en que sea cada una de ellas las que gestionen estos recursos con los que dar cobertura a las necesidades abiertas por la crisis del Covid-19. “Con la actual legislación sólo nos permiten disponer de un 20% de estos recursos”, recordó.

Estrategia conjunta 

Los cabildos propusieron una planificación conjunta con el Gobierno de Canarias y los ayuntamientos. Curbelo agregó que las acciones deben ir de la mano de un plan con todas las administraciones para evitar la duplicidad de medidas y garantizar su impacto en los ciudadanos. Además, agregó que debe crearse un planificación mancomunada de endeudamiento para afrontar los meses más complicados. “Necesitamos de estos recursos, porque son los cabildos, juntos con los ayuntamientos, las primeras administraciones en las que se apoyan los vecinos y vecinas de cada isla”, aseveró.

Material sanitario

Los cabildos expusieron las dificultades que aún padecen algunas islas para disponer de este material. Aunque se han realizado distribuciones en los centros sociosanitarios, las instituciones insulares volvieron a pedir más instrumentos de prevención con los que atender a la población de riesgo, así como a los centros sociosanitarios.