Historia y cultura se fusionan en la clausura de la exposición “El arte de escribir y restaurar la memoria”

22 julio, 2017

Download PDF

El Salón de Plenos del Cabildo de La Gomera acogió el cierre de la muestra de la mano de Víctor Bello y Francisco Hernández

El vicepresidente primero de la Institución, Adasat Reyes, destacó el alto valor documental de la exposición que permaneció abierta desde el pasado 21 de junio

El Salón de Plenos del Cabildo de La Gomera acogió el acto de clausura de la exposición “El arte de escribir y restaurar la memoria. Teguise, 600 años de historia escrita” y que estuvo abierta durante un mes en la Sala de Exposiciones CajaCanarias de la Institución insular.

El acto comenzó con las palabras del vicepresidente primero, Adasat Reyes, quien mostró su agradecimiento en nombre de la sociedad gomera por haber tenido la oportunidad de acoger la muestra en la Isla. Reyes, aludió a la riqueza cultural de la exposición y puso en valor la posibilidad que brinda de “transitar por la historia de un municipio, Teguise, con documentos antiguos restaurados como el Libro de Contribuciones del Tabaco de Lanzarote”.

Además, añadió que la cultura y la historia de la que fuera primera capital de Canarias supone una “excelente representación de la identidad del Archipiélago”. De esta forma, aseguró que la oportunidad de acoger la muestra en La Gomera ha supuesto “el poder acercarnos a un trozo del legado cultural e histórico de Canarias y Teguise”.

La intervención del vicepresidente primero dio paso a la ponencia “El arte de escribir y restaurar la memoria” de la mano de Víctor Bello, Doctor en Historia por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y archivero municipal en el Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana. Sobre su ponencia, Bello se adentró en el surgimiento de la escritura y su posterior evolución, así como sobre la importancia de los documentos y los archivos.

El broche final lo puso el cronista oficial de la Villa de Teguise y vicepresidente de la Junta de Cronistas de Canarias, Francisco Hernández, quien centró su ponencia en los 600 años de historia del municipio y se adentró en los inicios históricos de este enclave lanzaroteño.