El Cabildo ejecuta tareas de limpieza de señales y mejora de la visibilidad en las vías insulares 

24 septiembre, 2020

La Institución realiza estos trabajos en el marco del servicio de mantenimiento y conservación de las carreteras gomeras al que se destinan más de 600 mil euros 

Curbelo recuerda que desde el pasado mes de julio estas actuaciones fueron encomendadas a Gesplan con un refuerzo del operativo 

El Cabildo de La Gomera realiza tareas de mejora en la visibilidad de las vías, junto a la limpieza de señalética. Estas actuaciones están dentro del servicio de mantenimiento y conservación, adjudicado a Gesplan, renovado el pasado mes de julio, y al que se destinan más de 600 mil euros para atender las necesidades de limpieza y adecuación de la red insular durante las 24 horas del día.

El presidente insular, Casimiro Curbelo, hizo hincapié en la relevancia de este servicio debido a las condiciones orográficas de la isla, que marca el trazado de las carreteras, en las que la limpieza continua y la atención permanente ante posibles incidencias supone más seguridad para los conductores que las usan a diario. De esta forma, aseguró que se logra disponer de unas vías más confortables y se reduce la respuesta ante la llegada del invierno con el consiguiente incremento de los desprendimientos.

Asimismo, aludió al conjunto de mejoras viarias ejecutadas durante el último año y que han posibilitado la adecuación del acceso a Valle Gran Rey desde Acardece (GM-1), la vía que une Degollada de Peraza con la Glorieta de La Junta (GM-3), el acceso a Alojera desde Epina o el tramo entre el casco de Vallehermoso y la costa de esta localidad. “Estas son las ya materializadas pero quedan pendientes otras de importante calado como la vía Paredes – Alajeró – Aeropuerto que está en licitación, junto al resto de proyectos vinculados al Convenio de Carreteras Canarias – Estado”, dijo.

Por su parte, el consejero de Carreteras, Aníbal González, detalló que el servicio activo en las carreteras gomeras tiene un plazo de ejecución de seis meses prorrogables e incluye operaciones de limpieza, tareas en calzada y arcenes, actuaciones en la red de miradores, medidas de desbroce de vegetación en márgenes, medianas y taludes; refuerzos en la señalización equipamiento e instalaciones de seguridad y balizamiento, además de obras de fábrica, mejoras en túneles: enfoscado, raspado y pintado o chapado de interiores.

El personal encargado del proyecto está formado por 34 personas, distribuidos en un equipo técnico compuesto por tres personas; tres cuadrillas formadas por un capataz, dos operarios especialistas, y dos operarios cada una; y otras cuatro cuadrillas constituidas por un capataz, un operario especialista y dos operarios.