El Cabildo colabora con Funcasor para la elaboración de un censo de personas con sordera en la isla

15 abril, 2021

La Institución insular coopera con la Fundación Canaria para las Personas con Sordera para conocer la realidad y necesidades del colectivo

Curbelo destaca la contribución de estos trabajos para el desarrollo y creación de servicios y proyectos destinados a este colectivo

El Cabildo colabora con la Fundación Canaria para las Personas con Sordera (Funcasor) en la elaboración de un censo de personas con sordera en La Gomera. Así lo informó, este jueves, el presidente insular, Casimiro Curbelo, quien también anunció la disposición de 30.500 euros destinados a la ejecución de este proyecto, así como otras medidas dirigidas a dar cobertura a las necesidades de este colectivo en la isla.

“La contribución de la Institución insular para la puesta en marcha de estos trabajos permitirá establecer una hoja de ruta que contemple la ayuda al desarrollo y creación de servicios y proyectos de carácter específico para la integración, a todos los niveles, de las personas sordas y sus familias”, añadió Curbelo.

Por su parte, la consejera insular de Políticas Sociales, Beatriz Santos, destacó la importancia que tendrá el censo “en vista de poder apostar por estrategias y medidas que garanticen la eficacia de las futuras acciones que desde el Cabildo se lleven a cabo por y para este colectivo”.

A día de hoy, y según datos de 2018 de la Dirección General de Dependencia y Discapacidad del Gobierno de Canarias, hay constancia de 66 personas con sordera en la isla. De esta manera, y teniendo estas cifras como punto de partida, el Cabildo y Funcasor ponen en marcha la elaboración de un censo que permita localizar a todas las personas residentes afectadas por una limitación auditiva, con el fin de actualizar los datos estadísticos referentes a características demográficas, sociales, educativas, laborales, sanitarias y económicas para la puesta en marcha de estrategias de actuación.

La elaboración del censo, que cuenta con una temporalización prevista de 12 meses, desarrollará diferentes actividades, que incluyen la lectura de documentación existente y datos disponibles sobre la materia, el diseño de instrumentos cuantitativos y cualitativos para la recogida de datos, el contacto con profesionales de servicios sociales de los ayuntamientos de la isla y otras entidades, y la localización y entrevistas de personas usuarias y población con sordera.

Una vez recopilados y vaciados los datos, se realizará una memoria anual, que se une a los informes redactados mensualmente y un mapa de recursos para las personas sordas en La Gomera. Asimismo, se incluye la difusión del proyecto a través de reuniones, jornadas, y charlas.