El Cabildo adjudica la creación de la red de puntos de recarga para vehículos eléctricos

18 febrero, 2021

La Gomera contará con infraestructuras de este tipo en los seis municipios, además de los previstos en la zona recreativa de La Laguna Grande, para lo que se ha dispuesto de una inversión superior al 1,1 millones de euros

La Mesa de Contratación ha propuesto a la UTE Conacon-Sandos como adjudicataria del proyecto

El Cabildo de La Gomera ha informado, este jueves, de la propuesta de adjudicación del proyecto para la creación de la red insular de puntos de recarga. La mesa de contratación ha determinado que la UTE Conacon-Sandos sea la adjudicataria de los trabajos, cuya inversión asciende a 1.155.649,87 euros, precisó el presidente insular, Casimiro Curbelo, quien destacó que con este paso la isla está más cerca de materializar uno de las iniciativas más importantes en materia energética.

“La red de puntos de recarga para vehículos eléctricos es un proyecto en el que llevamos trabajando desde hace mucho tiempo, pero que las demoras en la disposición del informe de impacto medioambiental han retrasado su ejecución. Ahora estamos en disposición de iniciar las obras en un periodo corto de tiempo y dotar a La Gomera de unas infraestructuras punteras en esta materia”, destacó Curbelo.

El presidente insular explicó que la red fortalecerá los objetivos marcados en el Plan de Movilidad Sostenible, documento que define la implantación de sistemas de transportes eficientes en la isla, priorizando el desarrollo de las energías limpias y el fomento del transporte público, creando así un espacio de desarrollo sostenible también en el ámbito del transporte.

El Cabildo ya suscribió los convenios con los seis ayuntamientos, que han puesto a disposición de la Institución el suelo en el que se ubicarán los puntos de recarga. La distribución acordada contempla una infraestructura en cada municipio, a excepción de Vallehermoso que dispondrá de uno adicional en Chipude y otro en la zona recreativa de La Laguna Grande.

Curbelo hizo hincapié en la implantación del vehículo eléctrico en la isla con el desarrollo de programas para la renovación de la flota de vehículos públicos. En este sentido, adelantó que al igual que ya sucedió el pasado año, el Cabildo continuará la renovación de su parque móvil contribuyendo a la reducción de los niveles de contaminación, puesto que estos vehículos no superan los 3 kgCO2/L frente a los 13 kgCO2/L que emite un motor diésel.