El Cabildo abre el plazo para solicitar las ayudas sanitarias 

18 octubre, 2019

Los interesados tienen desde este sábado y hasta el próximo 18 de noviembre para presentar la solicitud en el Registro General del Cabildo o por la Sede Electrónica

Curbelo valora esta línea de cooperación que minimiza el gasto que las familias hacen para la adquisición de gafas, lentes de contacto, audífonos o material ortopédico

El Cabildo de La Gomera abre, desde este sábado, el plazo para solicitar las ayudas sanitarias y extraordinarias que anualmente pone en marcha. Según explicó el presidente insular, Casimiro Curbelo, se trata de una de las inversiones con más calado social, de ahí el interés de mantener esta cooperación con las familias, especialmente aquellas con mayores dificultades. 

Explicó que respecto a las ayudas sanitarias están destinadas a sufragar parte de los gastos derivados de la adquisición de lentes de contacto, prótesis, gafas e intervenciones que no son atendidas por la Seguridad Social. En este último caso, se debe aportar justificante de llevar más de un año en lista de espera cuando se trata de operaciones quirúrgicas, o tres meses cuando el gasto presentado se refiere a consultas médicas o pruebas diagnósticas. 

Destacó la utilidad de la línea de ayudas extraordinarias, pues permite la adaptación de viviendas para personas con diversidad funcional o tratamientos terapéuticos de diversa índole. “Queremos que los ciudadanos sean conocedores de este tipo de apoyo, que es el menos demandado”, apuntó. 

En cuanto a la tramitación, la documentación puede presentarse a través de la Sede Electrónica o en el Registro General del Cabildo hasta el próximo 18 de noviembre. Los documentos y formularios requeridos pueden descargarse en lagomera.es o en el Departamento de Servicios Sociales de la Institución insular. 

Atención a 351 solicitudes en la pasada convocatoria

En la anterior convocatoria se resolvieron 351 solicitudes. En términos porcentuales, el 55% de las solicitudes fueron para tratamientos bucodentales; un 35% para adquisición de gafas; y, en menor medida, las destinadas a la adquisición de audífonos, y gastos farmacéuticos. Mientras que la totalidad de las extraordinarias estaban destinadas a la adaptación de viviendas para personas dependientes.