Curbelo y varios expresidentes insulares realzan la figura de los cabildos como pilares básicos de una autonomía equilibrada

24 mayo, 2018

 

Los dirigentes insulares de las islas no capitalinas al comienzo de la democracia entregan a Casimiro Curbelo el manifiesto ‘Islas’ en el que, entre otros asuntos, rechazan los criterios que contempla la reforma electoral

La visita a La Gomera coincide con el 40 aniversario de la primera reunión de los entonces presidentes en la isla de El Hierro, donde reclamaron más inversiones para estos territorios

El Cabildo de La Gomera acogió este jueves el encuentro entre los expresidentes de los cabildos de las islas no capitalinas que desempeñaron el cargo durante el inicio de la etapa democrática y que se acercaron hasta la Isla para rendir homenaje al expresidente gomero fallecido, Antonio Plasencia.

En la visita institucional al Cabildo gomero, los expresidentes Tomás Padrón de El Hierro; Gerardo Mesa de Fuerteventura; Gregorio Guadalupe de La Palma y el también exvicepresidente de este Cabildo en aquel entonces, Rafael Daranas, pusieron en valor la figura de estas administraciones como garantes de la cohesión y el equilibrio de Canarias a través del manifiesto ´Islas` entregado al dirigente gomero y al que también se sumó el expresidente de Lanzarote, Antonio Lorenzo, que no pudo acudir al acto.

Casimiro Curbelo subrayó que las ideas expuestas en el documento  “siguen la línea defendida de una Canarias descentralizada y en la que todos podamos convivir en igualdad de oportunidades”. También se sumó a las críticas que hace el manifiesto hacia la ley “excluyente de sedes y servicios de interés general que apremian a las islas capitalinas”, al igual que a la mención sobre la propuesta de reforma electoral “de la que no compartimos los criterios planteados ya que se rompe el pacto social suscrito en 1983 y se echa por tierra el sistema de equilibrios sobre el que se construyó la autonomía”.

Reconoció el “papel fundamental desempeñado por estas figuras políticas en el inicio de la democracia y su trabajo para lograr  el funcionamiento de las instituciones cabildicias que ahora conocemos”, pues según Curbelo, las presiones hechas en los inicios de la autonomía supusieron “la articulación de medidas como la creación de un fondo solidario y, posteriormente, el desarrollo y la implantación de una nueva fórmula de reparto alejada únicamente de los criterios poblacionales”.

Curbelo se comprometió a dar traslado del documento a la Federación Canarias de Islas (Fecai) para su estudio y debate durante su próxima reunión. “Este manifiesto tiene un alto valor, no sólo por su contenido, sino por aquellos que han sido sus precursores, ya que su experiencia al frente de estas instituciones les ha valido para tener una visión de Canarias que no entiende de diferencias según el lugar en el que se resida”, subrayó.

Por su parte, el expresidente herreño, Tomás Padrón, que actuó como portavoz, hizo hincapié en las tareas desempeñadas desde 1979 con el fin de articular medidas que facilitaran la vida a los habitantes de las islas no capitalinas. “Recuerdo el inicio de la preautonomía como una etapa de recelo y pleito interinsular, donde las islas menos pobladas recibían muy pocos fondos, y nos vimos en la obligación de reunirnos los presidentes de los cabildos para acordar medidas que atendieran a nuestras necesidades reales”, explicó.

Aludió al avance logrado en estos años, aunque lamentó “la actitud centralizadora de las dos islas capitalinas en lo político y en lo económico que sigue manteniendo peligrosos porcentajes que generan desigualdades”. Al mismo tiempo, indicó que “desde lo vivido ayer y desde la perspectiva de hoy, se debe poner más que nunca en valor la figura de los Cabildos como pilares básicos de una autonomía equilibrada en su desarrollo”.