Curbelo requiere una “reflexión profunda” sobre el modelo económico actual de Canarias

24 octubre, 2019

El presidente insular ofrece una conferencia en Gran Canaria en la que aborda los principales retos sociales y económicos que debe afrontar el Archipiélago

Curbelo destaca, entre otras cuestiones, la necesidad de reducir paulatinamente la dependencia del exterior “para adquirir músculo y fortaleza empresarial”

El presidente del Cabildo de La Gomera, Casimiro Curbelo, ofreció este jueves, en el salón de actos de la Real Sociedad Económica Amigos del País de Gran Canaria, una conferencia titulada ‘Retos sociales y económicos de Canarias’, en la que expuso las principales debilidades que merman el desarrollo de las Islas, entre las que destacó la excesiva dependencia de los países externos y de la coyuntura internacional. 

La ponencia, organizada por la publicación La Gaveta Económica, contó con la asistencia de la consejera de Turismo, Industria y Comercio del Gobierno de Canarias, Yaiza Castilla, junto a representantes de diferentes sectores económicos de las islas. Curbelo aprovechó su alocución para incidir en la necesidad de repensar el modelo económico actual, con el objetivo de lograr una Canarias más justa y con más oportunidades para todos. “Tenemos que realizar una profunda reflexión sobre el modelo actual para corregir la situación actual que nos arroja datos preocupantes”, indicó. 

En este sentido, se refirió a las altas tasas de paro, los bajos salarios y las escasas pensiones no contributivas que no permiten mantener una vida digna a los canarios, a lo que recordó que se suma que las Islas soporten un coste de la vida que se sitúa entre los más altos de España, con una cesta de la compra que se sitúa entre las más caras del país. “Seguimos con unas tasas de pobreza muy altas, con 700.000 personas al borde de la exclusión social y más de 200.000 parados y esto es algo que no entendemos cuando hemos batido récord de venta de servicios turísticos, con 16 millones de visitantes”, lamentó. 

Por ello, hizo un llamamiento a una reorientación del modelo actual para avanzar hacia uno más autosuficiente y que apueste por potenciar otros sectores, que van más allá del turismo. “La independencia total no existe en un mundo y una economía interconectada, pero la dependencia total es muy peligrosa, por lo que debemos afrontar una serie de retos que nos conducirán a un sistema más estable, fuerte y con una mayor diversificación económica”, explicó.

Curbelo detalló algunos de estos desafíos que pasan por incrementar el tamaño de las empresas, pues ya mayoría son unipersonales, lo que reduce su productividad y suelen ser mucho más débiles ante los ciclos económicos. También abogó por garantizar que el capital derivado de la actividad turística y comercial, que son las que concentran el 35% del PIB y el 40% del empleo, se quede en Canarias, contribuyendo a un mayor reparto de la riqueza para obtener una sociedad mucho más equilibrada y justa. 

Al mismo tiempo, recordó que todos estos esfuerzos deben pasar por la necesaria diversificación económica, si bien reconoció que se trata de un reto complicado, pues las Islas adolecen de industrias potentes, minas o yacimientos. “No contamos con estos recursos pero sí con otros muy beneficiosos como son las energías renovables, por lo que tenemos que transformarnos en un emporio de energías limpias, con el objetivo de ser un referente para el desarrollo actual y futuro de los países africanos próximos”, destacó. 

Por último, detalló algunas de las tareas pendientes para Canarias, como la negociación de un sistema de financiación autonómica justo, que incluya los aspectos sociales y de crecimiento poblacional, ya que consideró que el actual está infradotado y es injusto. “El atendimiento a nuestras singularidades no debe depender del color político del Gobierno de turno, por lo que debemos fijar un nuevo sistema que aporte contenido a nuestro REF y que confiera un marco de respeto, seguridad y estabilidad”, subrayó.