El Cabildo formaliza el contrato del servicio insular de recogida selectiva

250119 Firma entre Casimiro Curbelo y representantes de Urbaser
25 enero, 2019

Download PDF

La Institución destina más de un millón de euros a este nuevo servicio que prestará Urbaser durante dos años, prorrogables a otros dos más

Casimiro Curbelo valora la implantación insular de la recogida selectiva porque “nos permite avanzar en los objetivos de sostenibilidad, al mismo tiempo que todos los ciudadanos de la Isla disponen de las mismas posibilidades para el reciclaje”

El Cabildo de La Gomera y Urbaser firmaron este viernes el contrato de adjudicación para la puesta en marcha del servicio insular de recogida selectiva. Este es el resultado del concurso público promovido desde la Institución para dotar a la Isla de este sistema de gestión de residuos y al que se destina 1.069.188,62 euros durante los próximos dos años, prorrogable a otros dos más.

El presidente insular, Casimiro Curbelo, aseguró que este paso permite avanzar en el cumplimiento de los objetivos de sostenibilidad y en la estrategia pautada como territorio Reserva de la Biosfera, a lo que agregó la utilidad de este servicio al permitir el reciclaje en la totalidad de los núcleos poblacionales de la Isla. “Se abre la puerta a un nuevo modelo de gestión que acercará el reciclaje a todos los vecinos, por lo que ahora hay que intensificar las campañas de concienciación para que los ciudadanos se sumen a esta práctica tan importante para proteger nuestro medioambiente”, indicó.

El contrato firmado incluye el servicio de recogida selectiva monomaterial de papel y cartón, además de los envases ligeros para todos los municipios de la Isla. Del mismo modo, se incorpora una prestación adicional de la recogida de cartón puerta a puerta en los municipios de San Sebastián de La Gomera y Valle Gran Rey, debido al volumen comercial de estas localidades.

La empresa, que tiene un plazo máximo de tres meses para el inicio del servicio, distribuirá más de 300 contenedores por la Isla, que se suman a otros tantos ya distribuidos en algunos municipios. En total, se dispondrán de 144 iglús de color azul para el papel y cartón, junto a la misma cantidad de iglús amarillos para envases ligeros.

Estos recipientes llevarán incorporado un sistema de control con el que identificar el contenedor, permitiendo conocer el peso y la geolocalización de cada uno a través de un chip distintivo. Con estas herramientas se facilita la creación del plan mensual del servicio, la relación de las rutas diarias de cada vehículo de recogida, al igual que se aportan datos sobre los kilos de residuos retirados.

Cooperación con los ayuntamientos

Los ayuntamientos de San Sebastián y Valle Gran Rey ya venían dando este servicio en sus municipios. Sin embargo, indicó el consejero de Sostenibilidad, Alfredo Herrera, ahora con esta apuesta los seis municipios dispondrán de esta prestación según lo acordado el pasado mes de mayo entre los ayuntamientos y el Cabildo. Los consistorios locales realizan una aportación económica según la población de cada uno de ellos, incrementándose dependendiendo de la cantidad de residuos que generen.

En cuanto a las frecuencias de recogida, que se darán a conocer cuando se inicie el servicio, Herrera avanzó que se habilitarán siguiendo criterios poblaciones y de generación de residuos, de tal forma que en los puntos donde más actividad haya se incrementen los servicios, que nunca podrán ser inferiores a una vez por semana en zonas semiurbanas.