El Cabildo confirma la declaración de varias zonas de La Gomera como “desastre natural”

18 enero, 2017

Download PDF

Las zonas de cultivo de Agulo, Hermigua, La Dama y Valle Gran Rey fueron catalogadas como “desastre natural” ante el informe emitido por el Cabildo y estudiado en el Consejo de Gobierno autonómico.

“Después de la situación generada en los cultivos de la Isla, esta declaración es una esperanza para que los agricultores puedan empezar a recibir ayudas”, indicó el presidente del Cabildo de La Gomera, Casimiro Curbelo. Esta declaración se produce después de la solicitud planteada al consejero de Agricultura, Narvay Quintero, quien en su visita a La Gomera conoció de primera mano los daños causados.

Las fuertes rachas de vientos producidas durante el 30 y 31 de diciembre y entre el 6 y 7 de enero ocasionaron graves daños en las plantaciones de plataneras, así como de otros cultivos, en las zonas de Agulo, Hermigua, La Dama y Valle Gran Rey. Es por ello, por lo que desde la institución insular se iniciaron los trámites para la emisión de un informe sobre la situación generada. “El informe emitido por el Cabildo, después de analizar las zonas de cultivo de la Isla es claro e indica la gravedad de los daños en varios puntos de la geografía insular”, subrayó Curbelo.

Así, con la declaración hecha por el Gobierno autonómico los agricultores podrán tramitar las ayudas previstas en el Programa de Desarrollo Rural (PDR) destinadas a cubrir daños por desastres naturales y catástrofes, siempre que los cultivos afectados superen el 30%. En este sentido, la institución insular adelantó que también cooperará con los agricultores a través de medidas vinculadas con la adquisición de nuevas plantas para sustituir las dañadas .

El presidente gomero hizo hincapié en la necesidad de que las ayudas lleguen cuanto antes a los afectados y reiteró que estas partidas económicas servirán para la realización de inversiones tanto en explotaciones como en infraestructuras agrarias. Por este motivo, detalló Curbelo, ahora se establecerán los protocolos necesarios para informar a los agricultores de los pasos a seguir con la tramitación de las ayudas.