Domingo 29 Mayo 2016

Lagartario

Este es el nombre por el que se conoce el Centro Insular para la Cría en Cautividad del lagarto gigante de La Gomera (Gallotia bravoana). Esta es una de las especies más amenazadas y en mayor peligro de extinción de nuestro planeta. En el momento de su descubrimiento se contabilizaron pocos ejemplares. Tras los trabajos realizados en el Lagartario se ha superado ampliamente el centenar de individuos. 

El Lagarto Gigante

Lagarto Gigante de La Gomera

El lagarto gigante de La Gomera (Gallotia bravoana) es un gran saurio endémico de la isla de La Gomera que hasta junio de 1999 se consideraba extinta. El redescubrimiento de una población muy pequeña en los acantilados de La Mérica (Valle Gran Rey) fue posible gracias a un equipo de investigadores de la Universidad de La Laguna; además se confirmó que la especie vivió en la zona central e inferior de la isla de La Gomera en un pasado muy reciente. Actualmente existen dos poblaciones, una en el centro de recuperación y la otra en en su hábitat natural en el risco de la Mérica, ambos situados en el municipio de Valle Gran Rey. En el año 2006 se aprueba el plan de recuperación del lagarto gigante de La Gomera (DECRETO 146/2006, de 24 de octubre) siendo el Excmo. Cabildo Insular de La Gomera quien tiene las competencias sobre la especie y por lo tanto quien ha asumido la gestión de la misma. 


El primer proyecto LIFE (LIFE02 NAT/E/008614) ideó una estrategia de conservación: un plan de recuperación de la especie se aprobó un programa de cría en cautividad se puso en marcha. La gestión de las medidas implementadas para la protección del hábitat (principalmente gato control) permitió que la población aumentará considerablemente en el medio natural, una nueva población en cautiverio de 44 ejemplares también fue creado. Por lo tanto, nuevas perspectivas se han previsto para esta especie, considerada como uno de los reptiles más amenazados del mundo. La acciones de sensibilización llevadas a cabo también ayudó a los residentes locales para apreciar la pertinencia de las especies.

Un segundo proyecto LIFE (LIFE06 NAT/E/000199) tenía como objetivo principal la implantación de una estrategia de conservación más allá de la realización de las reintroducciones primero de la especie en hábitats favorables. Para este fin, el proyecto preveía:

El acondicionamiento de las áreas seleccionadas para las reintroducciones (áreas de importancia comunitaria que mantienen poblaciones de la especie hasta hace poco tiempo); Al menos dos reintroducciones experimentales con ejemplares nacidos en cautividad; La protección de las poblaciones ya conocidas de las principales amenazas (especialmente los depredadores); El refuerzo del programa de cría en cautividad se inició en 2001, y El desarrollo de campañas de educación ambiental, especialmente las dirigidas a la población de La Gomera.

Los Resultados

El proyecto llevado a cabo una serie de medidas que tenían como objetivo proteger a la población natural y su hábitat, la búsqueda de otras posibles poblaciones, desarrollar la cría en cautividad, crear nuevas poblaciones, mejorar el conocimiento de las especies y educación ambiental.

Específicamente, el proyecto erigido señales que indican la zona donde se encuentra la población lagarto gigante, en el centro de recuperación y en el Risco de la Mérica. Cuatro paneles fueron instalados para informar a los lugareños acerca de la fragilidad de los ecosistemas y las actividades permitidas o restringidas en la zona.

El área donde se sabe que el lagarto gigante que se encuentra (Risco de la Mérica), así como las áreas de reintroducción en el futuro (El Roquillo, Los Órganos, La Morriña y Acantilados de Alajeró) fueron absueltos de los depredadores, como los roedores y los gatos a través de la el uso de trampas de captura Tomahawk ® vivos. Gatos callejeros fueron esterilizados y castrados. Una vez que esta tarea se llevó a cabo, las cinco áreas objetivo fueron cercadas para evitar el acceso de los depredadores.
Lagarto Gigante de La Gomera
Otra acción importante fue el estudio en profundidad de la estructura de la población de lagarto gigante. Con este fin, se realizó un censo de la población natural en 2009; los resultados obtenidos muestran que la población natural ha aumentado alrededor de 160 individuos / ha en El Risco de La Mérica, hábitat natural de la población, siendo su distribución es esta área mucho mayor de lo que se pensaba. Sin embargo, el área de Quiebracanillas, que se creía que alojaba una subpoblación de la lagartija gigante, se encontró que era sólo un área de alimentación. Además de la vigilancia de la población conocida y en vista de la necesidad de proporcionar una solución a la pérdida de diversidad genética, se hizo un gran esfuerzo para buscar otras posibles poblaciones en toda la isla de La Gomera. Después de seguimiento intensivo y a pesar del hecho de que en el pasado algunos lagartos fueron encontrados cerca de la población natural, actualmente la especie sólo se encuentra en la Mérica.

Una de las acciones principales ha sido el programa de cría en cautividad desarrollado en el centro de recuperación de Valle Gran Rey. Hasta 2009, el programa no estaba funcionando bien y la tasa de reproducción fue menor de lo esperado. A partir de ese año que se procedió a cambiar el protocolo de reproducción, con el apoyo de los técnicos a cargo del programa de cría en cautividad en isla de El Hierro, los veterinarios que participan en el proyecto y los investigadores de las Universidades de La Laguna y Las Palmas de Gran Canarias, que son los responsables del estudio genético y la determinación temprana del sexo. Todo esto a contribuido a un aumento en el número de nacimientos, de tal manera que actualmente contamos con más de 300 ejemplares en el centro, por lo tanto a corto plazo estamos trabajando para llevar a cabo las reintroducciones del lagarto gigante. 

Varios estudios se han centrado en los problemas de conservación del lagarto gigante y que han contribuido en gran medida a la mejora del programa de cría en cautividad. También debemos mencionar la la campaña de sensibilización que se desarrolló ofreciendo cursos a los funcionarios públicos, seminarios para maestros de la isla, así como la distribución material didáctico como libros y un documental para que fueran distribuidos por los colegios.

Con todas estas actuaciones se ha promovido la conservación de esta especie emblemática y se ha abierto el camino para futuras medidas.

Este centro recibe visitas previamente concertadas.

Dirección:
Playa del Inglés, s/n
38870 Valle Gran Rey
Teléfono: 922 805787

Lagarto Gigante de La Gomera